jueves, 11 de enero de 2018

LA SINGULAR ALEGRÍA DEL POMELO

Que nos parezca falsa
toda verdad
que no traiga consigo
al menos una alegría.
Nietzsche






“A pesar del invierno, la niebla, los coches, el ruido, el frío, los debates, el catarro, las tareas pendientes, las horas que se escapan, la gente que se odia, la campaña navideña, los árboles desnudos, las fachadas sucias, los taxistas que pitan, la señora enferma con la que acabo de cruzarme, la chinita triste que atiende el bar hacia el que me dirijo, los dedos casi helados sujetando el cigarro, avanzo por la calle como si llevase un brasero dentro del abrigo. No sé qué haría sin mi corazón. Vivir me gusta. Perdonen la alegría”.



Recogí este bello fragmento de Olga Bernad, del Blog que recomiendo de +Carmen Pinedo del que siempre recojo y aprendo, que habla del corazón y de su alegría, de como esa actitud parece molestar a ciertas personas. Me acuerdo de una antigua amiga, profesora de sociología, que nos explicaba que entre clase y clase cantaba, y siempre sonreía, y cómo ciertos compañeros del instituto le reprobaban esa manera de ejercer su profesión.
Creo que a muchas amigas les gustará leerlo, pienso especialmente en una de ellas, en su alegría  anfitriona, acogedora y cantarina que  hace que nos guste tenerla siempre cerca. Cuando era pequeña aunque tuvo motivos para dejar de sonreír, no dejó de hacerlo, la enseñaron a hacer feliz a los otros, y bien que lo consiguió, solo que se olvidó un poquito de ella. Pero ahí estamos nosotras, sus amigas, para recordarla, y hablarle de sus habilidades y destrezas, que a mi entender, sin ser esto un cumplido, son excelentes, y como no de su noble corazón.
Cuando leía estas palabras, tan bien expresadas por la autora, pensé en la alegría de esta amiga, y la imaginé diciendo: "Perdonen ustedes esta alegría mía, no puedo con ella" y aun a sabiendas de sus tristezas y de su duelo, sigue haciendo felices a todos y todas que estamos cerca. Yo creo estar siempre en deuda contigo Pepa. Esto va por ti, es mi manera de quererte y agradecer esa alegría que siempre me regalas y llevas puesta, y porque siempre, siempre triunfo con tus recetas.  
elena

martes, 2 de enero de 2018

AL HABLARTE ME ESCUCHAS

Un poema de Homero Aridjis



Al hablarte me escuchas
desnuda de conceptos
renuncias a ti misma
para volverte aire
y al vuelo de mis pájaros verbales
concibes la palabra
siempre virgen y madre
vas perdurando los instantes
en tu cintura poderosa
algún día
cuando pierda al mundo
me harás permanecer.



lunes, 1 de enero de 2018

A TODOS LOS QUE HACEN QUE LA VIDA SEA MEJOR




El arte dignifica al hombre, ensancha sus vidas. Hay arte en todos los conocimientos, como poesía hay en la manera de mirar las cosas, y en las intenciones. Allí donde está la belleza estoy yo, con todas mis imperfecciones, intentando siempre aprender y disfrutar.  A todos los que leéis, escucháis y observáis sin grandes juicios, a los que hacéis que la vida sea mejor: gracias, por que de vosotros aprendo y puedo cultivar el arte de vivir con honestidad, también con nobleza.
A todos feliz año 2018, estrellas y abrazos, soles y cantos os mando.

elena 

viernes, 29 de diciembre de 2017

SOY FELIZ CUANDO OS RECUERDO


Bailarina-Joan Miró



Penso en tots vosaltres, mai he deixat de fer-ho, ni tampoc d´escriure.
Sóc feliç quan us recordo, m´agrada fer-vos un petó, una abraçada,
Molts petons i moltes abraçades.
Us envio amor, estrelles i jardins.
Les estrelles us les envio cada Nadal, el cel n´és ple,
Encara en queden, el cel les guarda. 

Feliç Nadal i un molt bon Any Nou

Maria Josep Saus


Pienso en todos vosotros,
nunca he dejado de hacerlo,
ni tampoco de escribir.
Muchos besos y muchos abrazos.
os envío amor, estrellas y jardines.
Las estrellas os las envío cada Navidad,
el cielo está lleno,
aún quedan, el cielo las guarda.



Querida amiga M.Josep, de entre las cosas más bonitas y entrañables que pasan cada Diciembre por nuestra casa, está tu felicitación de la Navidad. Gracias por tu recuerdo, tus besos y tus abrazos. Te recordamos siempre con cariño y te queremos. Tú si eres una estrella.

martes, 26 de diciembre de 2017

NAVIDAD EN MI FALDA





La Navidad presiona
en mi plexo.
Un grueso nudo lo atraviesa.
Faltan pocas horas
para la función.
Se han encendido las luces,
toca ser feliz y comer pavo,
y turrones,
adornar el árbol,
sonreír a la familia,
acordarse de los que no están,
intercambiar palmadas y abrazos.
Comerse el foie del malogrado pato,
abrir regalos,
y alagos.
Siempre hay alguien nuevo
en la mesa, al que agasajar,
y ausencias a destiempo.
Las familias ya no son lo que eran,
dicen los viejos,
ni nosotros somos los mismos.
El que cenaba a tu lado
ocupará un sitio, quizás, en otra mesa.
Pese a la alegría, el amor
y su insistencia
no tengo paz en este "obligado" momento.
Vacío está mi corazón
tanto como lleno mi plato:
sin otro apetito
que comerte a ti,
cachito a cachito.
Cuando te sientas en mis rodillas
pequeño gorrión, empieza el verdadero significado
de la Navidad,
y pienso que en todos los  hogares
del mundo  debería haber abuelos
amando a sus nietos
y nietos llamándonos por nuestro nombre
yayos, yayos.

Elena


viernes, 22 de diciembre de 2017

NO ANDES BUSCANDO FUERA DE TI

Fuera de ti no esperes encontrar
lo que dentro de ti nunca has buscado.
No es más hermoso el sol de otros lugares,
por lejanos que estén:
lo que importa es la luz que da vida a tus ojos.
No fatigues tus días
en recorrer países en busca de otros mundos.
No tardes en emprender el viaje a tu interior,
no vaya a ser que pronto sea tarde:
no estás de ti tan cerca como crees,
ni es tanto el tiempo de que aún dispones
para descubrirte y conquistarte.

Autor: Angel Guinda





Feliz encuentro con la luz en este solsticio de invierno, donde los días crecen, haciendo más largos los momentos de luz. Un nuevo ciclo de vida nos ilumina, despejando las sombras; nos indica el camino a recorrer a cada uno de nosotros, para poder encontrar la divinidad oculta y para proyectar luz a aquellos que mas la necesitan. Feliz celebración de la Navidad. Paz y amor para el mundo.
                                                                                                           Elena


lunes, 18 de diciembre de 2017

INCERTIDUMBRE Y PRINCIPIOS DE LA POESÍA DE WISLAWA SZYMBORSKA




No hay palabra al azar
en sus versos que no se interrogue curiosa
y movilice extrañezas.

En su hoja blanca tantea a la duda con precisión polaca,

 aguardando de su silencio la pausa.

Y es en ese instante de encuentro,
 que el poema inicia su marcha
con andares de gata:


cadente, minucioso, preciso.

Confía en su instinto equilibrista 
sorteando el vacío,
 en la estrecha línea del riesgo

 y del falso suelo.

Recreando incertidumbre y misterio
la voz de la niña habla,
para así captar muestra mirada
limpia.

Inocente, atenta,
 siempre en vilo,
sosteniendo la templanza

como pértiga en manos maestras.

Con pisada delicada,
avanza  el andar cauteloso del verso,

de la gata,
 y nuestra mirada atenta, sin pestañeo, 
sigue el temblor de la estrecha cuerda.

¿Y si te caes?,
ni tu ni tu alma lleváis arnés.
Ni alas tiene la gata,
y siempre cae a cuatro patas.
le contestas irónica al miedo.

 No hay valor sin riesgo,
 ni posibilidad sin duda,
 ni atención sin escucha,
ni palabra sin regla en ningún comienzo
que no se juegue la existencia, cuando todo se acaba.

La vida como los poemas tiemblan
bajo los pies.

Siempre tiemblan.
No se avanza sin un "no se"

Elena






Elegante y delicada "gata", estrella de la palabra,  poeta polaca, entrañable, inocente. Reconciliable, reconciliada, admirada y querida Wislawa. La mujer talentosa que jugó con las letras y sus reglas para dejarnos  una preciada obra poética de extenso conocimiento de vida. Sí, querida amiga, tu poesía nos ensancha y da vuelo, así nos lo expresaste en el magnífico discurso, que aquí dejo,  aceptando el prestigioso premio nobel de literatura, que la academia sueca tuvo el acierto de concederte en 1996,  como prueba de reconocimiento a tu trabajo y a tu talento, con sello propio. Así eres y serás siempre recordada, querida Wislawa Szymborska.


jueves, 14 de diciembre de 2017

CUANDO LA PALABRA ENFERMA



Yo siempre he estado mucho más interesada en lo que pasa dentro que en lo de afuera, hablo por boca de mi misma, me lo recuerdo porque a veces hasta lo dudo. Lo de afuera  lo atendí mucho más que lo de afuera a mi, y contra más lo atendía más enmudecía: ¡tanta la falsedad, la mentira, la decepción y la trampa...! Casi todo lo que sé y tiene valor e interés,  desde que uso la razón,  lo he aprendido observando con todos mis sentidos y con la boca cerrada: actuando lo necesario hasta "desgañitarme los huesos y la esperanza".
No se si los demás aprendieron mucho o poco de mi, o nada,  pero yo si aprendí mucho de ellos. Contra más observaba y escuchaba, y contra más y más observo y aprendo mayor fue y es mi interés por decir nada: nada -hoy no cuenta-  y mucho menos de utilizar la palabra de la manera tan indigna como se la utiliza ahora.

La sordera en la calle, con tanto ruido y griterío, va en aumento, la necedad, los narcotraficantes del verbo, tantos los insultos, los insulsos de porexpan, los disparos de los francotiradores, las respuestas soeces, los listos  por turnos y temporada, los idiotas anónimos y las emociones tontas y refritas de mal gusto de tanto tonto en acción benéfica asistiendo la tontería.
Yo, que creía en la palabra, -aún no he perdido la esperanza en ella-  que ahora temo ser contagiada de estúpidas opiniones idiotas y tendencias de baratija al uso televisado: quincalla a granel en las redes, en los noticieros, en los juzgados, -"tan serios, ilustradas señorías, los letrados"- por los políticos de medio pelo y los calvos, por los implantados y por  los impostores de todos los oficios y colores.
Tantos tantos y requetetantos, tonteando con idioteces y debates basura cada día y por doquier, que esta mudez mía es cada día más grave. Porque digo yo que a lo mejor no es tan malo, que alguien calle para sanar la frase, el texto o el argumento y compense a la enferma y devaluada palabra de este mal trato, -en boca de tramposos, analfabetos funcionales y de idiotas al cuadrado-.

Reitero la mudez para estas fiestas, que es como me quedo yo de momento, pero solo de momento, a ver si cae del cielo la lucidez con los polvorones y dignifica la palabra en todas las bocas enfermas y sucias, y a mí se me va esta afonía.


Elena Larruy


martes, 12 de diciembre de 2017

EL INVIERNO DE MARTI I POL



Amo la quietud de los jardines
y las manos prietas y rojas de los peones.

Amo la ternura de la lluvia
y el paso inseguro de los mayores sobre la nieve.

Amo los árboles con dibujos de escarcha
y la quietud de los atardeceres cerca de la estufa.

Amo las noches interminables
y la gente que se apresura a la salida del cine.

El invierno no es triste:
Es un poco melancólico,
de una melancolía blanca y muy íntima.

El invierno no es el frío y la nieve:
es un olvidar la preponderancia del verde,
un recomenzar siempre esperanzado.

El invierno no es los días de niebla:
es una rara flexibilidad de la luz
sobre las cosas. El invierno es el silencio,
es el pueblo en silencio,
es el silencio de las casas
y el de las habitaciones
y el de la gente que mira, tras los cristales,
cómo la nieve unifica los horizontes y todo se vuelve
impresionantemente próximo y asequible.


I N V I E R N O de Miquel Martí i Pol







viernes, 8 de diciembre de 2017

COMO UN DESEO QUE NUNCA SE DETIENE

 La vida se sostiene
 y florece en las condiciones más extremas. 



... como una rima inacabable y sostenida,
como una esperanza siempre insatisfecha,
como un deseo que nunca se detiene.

Juntas estáis matemáticas y poesía


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...