viernes, 16 de septiembre de 2016

NO ME FIO

Christian Schloe


No me fío de los ocasos
de las verdades a medias
de los que no se despeinan
de las banderas
de las consultas electorales
de los debates guionizados
de los que dicen "mire usted caballero"
de las ordenanzas municipales
del recibo de la luz
de las doctrinas de la iglesia
de la gloria de las cimas
de los que se dejan caer antes de tiempo
de los que te regalan consejos
de los tacones de aguja
de los perfiles
de las lenguas sueltas
de las caras angelicales
de los políticamente correctos
de su indecencia
de los púlpitos y sus credos
de las alfombras rojas
de las diosas de ébano
de los troncos de gimnasio de cabezas huecas
de los cobardes
de las promesas electorales
de la arrogante ignorancia
de las sombras de la noche
de los que se proclaman sinceros
de los que solo cuentan chistes de sexo
del campechano gracioso
de los que no saludan en la escalera
de las cremas de belleza
de la rima con puntillas
del dolor sin gozo
de la alegría sin tristeza
de la razón sin pareja
del corazón sin inteligencia
de la soga que no trenza
de los puentes suicidas
del que nunca tiene tiempo
del que no añade valor a las cosas
del que miente por costumbre
del que miente a secas
del que miente
del queda bien
del que nada teme
del que asegura no tener futuro
del que atado vive al recuerdo
del que se apea antes de tiempo
del que espera sin mover un dedo
del que todo lo tiene claro
del calentón que atropella
del que a todas horas se disculpa
del que con muletas camina para dar pena
de las ofertas
de los golpes de pecho
de los que adjudican obras y conceden  licencias
de los que heredan gobiernos
de los que tienen un par de pelotas bien puestas
de los que la tienen muy grande
de los que la culpa siempre la encuentran afuera
de los protocolos médicos
de los que pagan para callan bocas
de los seguros a todo riesgo
de lo gratuito
de los pasos de cebra
del pájaro en mano
de las farmaceuticas
de las reformas educativas
de los golpes de suerte
de las prótesis mamarias
de las sonrisas perfectas
de los encantados de conocerme al minuto cero
de mis quebrantos de cabeza
de las fechas de caducidad
de los noticieros
de los edulcorantes
de los que por ti mueren
de los que te abandonan deseándote suerte
de los mitos
de los fantasmas sin sábana
de las parejas ejemplares
de los corazones piadosos dirigidos por control remoto
de la prima de riesgo
del valor de las acciones
del precio del conocimiento
de las llamadas a filas
de los maestros taurinos
de la justicia
de los que nada piden a cambio
Me fío de las madrugadas
de tu inocencia,
de nuestra casa,
de tu mano
de tu cara cuando despiertas por la mañana y me sonríes y me besas y te interesas por lo que estoy escribiendo
Me fío de las palabras que junto, en delicada oración, y no  expreso y de las que uno para encadenar versos heridos,
y te leo, y me dices,
y me atrevo,
y lo cuento
Me fío de la poesía
Me fío de los nuestro, sobre todo de ti, que no es poco.

Elena


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...