jueves, 25 de junio de 2015

MADRES OLVIDADAS

Este pasaje es un elogio fúnebre de la figura de la madre, del libro UN ALTAR PARA LA MADRE de Ferdinando Camon

Lo he seleccionado por parecerme hermoso y acertado y también porque pudiera  estar escrito para la mía, y para tantas otras que sin ser campesinas, fueron y son ejemplos de  bondad: así era mi madre.

Madres anónimas, madres olvidadas. Madres que echamos de menos. Madres que merecen ser rescatadas del olvido.  



“Una  persona buena, por más que sea miserable, analfabeta, malhablada, vaya mal vestida y descalza, sea casi anónima, alguien a quien nadie fotografió, escuchó, ni agradeció nada, puede merecer la inmortalidad más que caudillos, banqueros, políticos, aventureros.
No es la fuerza lo que salva a la humanidad, sino esa particular forma de amor que se llama “bondad”. No me cabe ninguna duda de que el personaje que describo aquí se haya salvado, merezca el recuerdo y esté en la gloria.
No sé cuantos personajes de la gran historia  oficial, los plutócratas, los superganadores, los amos del mundo, se han salvado y merecen el recuerdo. Quizás ninguno”




Si compartis esta entrada, por que os gusta, estais ayudando a que este blog esté más presente en las busquedas y pueda ser más leido. Gracias!



2 comentarios:

Francesc Miró dijo...

Cada persona tiene su rol, no separo los buenos de los malos, no existe esta distinción porque todos somos "buenos y malos" como puedo juzgar lo que esta bien y lo que está mal, ¿en que patrón me baso para hacerlo?.
Entonces lo que si entiendo es que cada ser, tiene experiencias y vive situaciones en que decide en cada instante el que hacer y el que decir, a ojos de unos puede estar haciendo "lo correcto" y ojos de otros será al contrario.
El verdadero juicio lo hace uno mismo, si a sus ojos no ha sido coherente con sus creencias entonces puede aplicarse a si mismo lo que quiera, pero nunca el sentirse culpable, aunque eso lo hacemos, puede pedirse o pedir perdón, pero no creo que el sentirse culpable sea la solución, lo que uno puede y debe sentirse responsable y consecuentemente abrazar las consecuencias que se deriven, será una enseñanza, será una experiencia, entonces la auto-observación, pondrá en marcha las consecuencias que se derivarán.

Elena Larruy dijo...

Amigo Francesc gracias por seguir esta aventura . . .la mia
La bondad es poco vistosa, y nada ruidosa. En la bondad representada en la figura de la madre hay mucha heroicidad y como tal deberia ser reconocida y no olvidada. El pasaje no cuestiona, a mi entender, si hay maldad y bondad en las personas, ni como interpretar las actuaciones. Yo la bondad de mi madre, por ejemplo, no la interpreto, simplemente la siento.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...