miércoles, 27 de julio de 2016

TRES DÍAS, TRES CITAS (II)




A menudo tras varias tentativas de escribir sobre algo me resulta difícil centrar un tema. Ojeo material, reviso lecturas, leo y releo lo escrito, entro y salgo, hasta que de repente se abre una compuerta  y fluye el poema, el relato, el argumento que ando buscando. Dice al respecto Natalie Goldberg en su maravilloso libro El Gozo de Escribir que en esa divagación -necesaria- estamos haciendo compost, preparando y acondicionando el material para hacer fértil el terreno donde ha de florecer la historia que queremos contar. En su libro el Gozo de Escribir clarifica con vitalidad cantarina y entusiasta su verdadera pasión por la escritura, y explica el secreto de como eliminar reglas a la hora de escribir en lugar de añadirlas.
He elegido una cita de esta autora por que en su momento, hace más de diez años, me "bebí su libro" con la sed del que ha hecho una larga travesía por el desierto
La cita que he seleccionado para el segundo día de esta propuesta literaria tiene que ver justamente con eso que sucede cuando mágicamente la hoja de papel deja de ser blanca y fluye encauzado un hermoso río de tinta.
Comprender este proceso -nos dice también- ayuda a cultivar la virtud de la paciencia y a crear menos ansiedad.

cita II

"Tu pequeña voluntad no puede hacer nada. Es necesaria una gran determinación. Gran determinación no quiere decir que sea suficiente con esforzarse. Significa que el universo entero está dentro de ti y contigo: los pájaros, los árboles, el cielo, la luna y las diez direcciones"
De repente, tras un largo periodo de maduración, nos encontramos alineados con las estrellas, con el momento o con la lámpara del comedor que hay encima de nuestra cabeza, y nuestro cuerpo se abre y habla.

Agradezco y celebro la iniciativa literaria de este encuentro que propone Francisco Moroz  y la amable invitación de  Fer en su Blog  A Boca de Jarro  que acepto con gusto y de corazón.

Hago extensible mi invitación -paso mi antorcha- a estos cinco Blogs

José Hernandez  http://jhmeseguer.blogspot.com.es/

Javier  https://blocdejavier.wordpress.com/

Ophelia Riu  http://opheliariu.blogspot.com.es/

Nellylita  http://nellylita51.blogspot.com.es/

Maria Laterza http://www.tuttartpitturasculturapoesiamusica.com/

2 comentarios:

María PAZ dijo...

¡Qué tema nos traes a quienes albergamos en el alma esta imperiosa necesidad de arder escribiendo, Elena! Es mágico ese momento del kairós, como suelo llamarlo, en el cual por fin fluye sin obstáculos ni prisas esa inspiración errática que un buen día enciende apenas chispas sin saber a ciencia cierta cómo terminará saliendo en forma de llama de nosotros. Ciertamente, creo que sólo somos instrumentos de un fuego sagrado al cual simplemente no podemos ni queremos negarnos. La imagen de un cuerpo que por fin se abre y habla me parece muy acertada.

Te dejo un beso!

Fer

Elena Larruy dijo...

Pues sí Fer ese estado Kairós me parece mágico, como vital es la necesidad imperiosa de escribir para liberar y apaciguar el fuego del que hablas. No importa tanto la historia que contemos o a quien pretendamos dirigirla, sabemos que nosotras somos las primeras benefactoras. Cuando además llegamos a almas afines, como es el caso, el sentimiento de paz y gratitud nos completa como seres humanos y nos hace mejores.
Te mando un gran abrazo

Elena

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...