sábado, 3 de febrero de 2018

EL DESAFÍO NOCTURNO DEL BÚHO Y SUS ZAPATILLAS


Me niego a vivir en serio y en serie


Me deja sin palabras las pintadas de  esta persona que conocí en las redes hace algunos meses. Hoy me he regalado su tiempo para saber más de él. De entre sus vídeos me ha gustado este que dejo aquí, donde se le puede escuchar recitando un poema que dedica a la que fue su amor,  Iratxe.





Fácil etiquetar y colocar adjetivos que ponderen a personas que admiramos por que hablan de lo que nos gusta, porque su discurso es el nuestro, porque nos cautiva su bondad, su inteligencia, o porque nos motivan sus irreverentes verdades en forma de pintadas en los muros y en  los cubos de basura, como es mi caso.
Cuestionable es traspasar al otro  la responsabilidad de estar a la altura de los halagos y etiquetas con que nuestro juicio los adorna. Pese a todo yo lo hago apreciado Alberto porque me pregunto si no deberías hacer valer más tu talento, del que andamos tan escasos.
Admiro la actitud valiente de tus actos y sus desafíos,  sus intenciones pacíficas combatientes. Valoro la manera que tienes de plantar cara a la vida, no sin esa dosis de locura que toda lucidez necesita. Y por eso te aplaudo, porque eres quien ha elegido ser, dejando atrás cargas y ataduras.
Cuando te leo aprendo de ti con esperanza y satisfacción adulta -que no es poco- también con curiosidad infantil. Por eso mi agradecimiento y cariño a ti  y al padre que te motiva y  vive en ti, en tu Batania querida.
Ole tus pintadas, la coherente actitud de tus pensamientos y tu compromiso con ellos. Deseo que no te abandonen las fuerzas y que tus ideas siempre estén a la altura del respeto que mereces, el mismo que tu les das. Ole tus metáforas, tus conjeturas y ocurrencias, el brillo de tus reflexiones. ¿De donde vienes? ¿No te habrás equivocado de planeta? ¿o de tiempo?.
Gracias por el  compromiso de tu ejemplar entrega con los desfavorecidos del mundo, sin afiliarte a sindicatos ni partidos, y a esa manera neorrabiosa irreverente,  inteligente y audaz, siempre respetuosa y humana. Te sigo desde mi propia nocturnidad y me sumo a tu antipatriotismo. A mi tampoco me gustan las banderas, ni las consignas, ni  lo que divide, ni separa, ni anula y desprecia, sea cual sea su color, lengua o territorio. Y mi grito es el tuyo en su modalidad de poema.
Disfruto con la genialidad de tu libre vuelo, de tu pasión por la  lectura y de  tus muchos conocimientos, de tu manera de estar y de querer a los tuyos, de cómo amas a las mujeres. Tú también mereces ser amado de la misma manera.
Necesitamos personas como tú para poder sujetarnos a alguna Verdad:
 "deberías ser bandera Alberto". Muchas gracias por ser quien eres.
  

Elena
















Poco que añadir que no se conozca de ti a través de tus pintadas:



Siempre dudando entre salvar el mundo o salvarnos de él.

Prefiero las personas con ideas no con ideologías.

Nada puede detener a una oveja negra orgullosa de sí misma.

Siempre cambiando el miedo de sitio.

El viento es cruel con el viento que no cree en sus raíces.

Me niego a vivir en serio y en serie.

Algún día encontrarás un corazón a la altura de tu inocencia.

No me preocupo de sentar la cabeza, me preocupo de llenarla.

Siempre que nieva tengo cinco años.

Mi fantasía textual es que me comas y punto.

Basta ya de pintadas: pasemos a los besos.

Menos infantería y más infantilería.

Consiste mi vida en sentir mucho y no enterarme de nada.

Lo único que hemos socializado es el egoísmo.

No quiero tener experiencias quiero tener aventuras.

Dentro de la herida siempre hay un bolígrafo.

Siempre cambiando el miedo de sitio.

Si escribo versos es porque no se escribir aviones.

Charles Chaplin soñaba en color.

Me han robado mi cartera vacía.

De nada te sirvió la escuela si no aprendiste desobediencia.

Venía entrenada: no se puede ser tan bella de repente.

Liberqué, Igualiquién, Fraternicuándo.

No te lo creas tanto: el 90% de tu belleza procede de mi manera de mirarte.

Hace un tiempo espléndido para otra bastilla.

El amor es tan sencillo como llevar un elefante posado en la oreja.

La mayoría de parejas trata de mantener el fuego, nosotros tratámos de extender el fuego.

Dejé de pensar en el futuro para tener más tiempo por delante.




Y si queréis saber un poco más ...

https://www.youtube.com/watch?v=CbZ8zAKm4o8


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...