miércoles, 13 de septiembre de 2017

CONFÍA EN LO QUE SIENTES

Artista Isabel Miramontes

A menudo para entender los significados y  símbolos de todo tipo necesitamos dar reposo al intelecto, vaciarlo de datos y dejarlo ir. El inconsciente experimentado -maduro- responde a un programa inteligente que se construye y organiza espontáneamente, que no necesita de análisis y razonamientos para dar con las respuestas acertadas.







Cuando recogemos una pelota que acabamos de lanzar al aire, ese cálculo físico-geométrico el inconsciente ya lo tiene resuelto y su respuesta es automática de manera que no necesita pararse a hacer mediciones ni reflexiones. Esto demuestra que no es necesario desarrollar un razonamiento previo para obtener respuestas inteligentes y precisas. Así es como funcionan las mentes intuitivas: con instinto.






Otra cosa diferente es la confianza y los hábitos de comportamiento de la mente. Es un error querer entender la intuición desde la lógica de un pensamiento estructurado, sin margen de confianza.  Las mentes excesivamente viciadas de información y de datos que no atienden al sentimiento intuitivo son inteligencias a medias, que no gozan de la excelencia.







La intuición es la respuesta a un complejo proceso experiencial que actúa alumbrando en un salto cuántico: inteligencia en acción inmediata, por lo que se puede afirmar  que la intuición es talento. 





Despertar el latido, el palpito, la corazonada, la voz interna que nos ahorra búsquedas, debates, juicios y argumentos: esa es la prueba. Sabemos que estamos en lo cierto, con claridad meridiana, cuando de forma inmediata ante un acontecimiento que necesita respuesta, la obtenemos antes de formular expresamente la pregunta.








Pero cuando tenemos dudas sobre el presentimiento, y dialogamos con la razón ¿será cierto?  la respuesta -lógica, coherente y razonada- sí que puede fallarnos y no ser la cierta, ¿y por qué? por interferencias y conveniencias  del intelecto. La intuición no se equivoca:sabe y lo sabe de antemano.






Y por experiencia propia sé que en cualquier decisión, primero se atiende el impulso del corazón, después se pregunta a la mente y una vez hechas las reflexiones oportunas determinaremos que la intuición nunca miente.

  







Despertemos pues la intuición. No siempre es fácil, a menudo sentimos respuestas que nos negamos a aceptar por no ser las que esperamos oír. Escuchar lo que nos dice el corazón y la intuición requiere coraje decía Esteve Jobs.







Os animo a confiar en este valioso conocimiento que es la intuición, os aportará seguridad, inmediatez, certeza y oportunidad.






Personalmente lo sé por experiencia y  por tenerlo bien  contrastado con otras voces que merecen mi credibilidad. Aquí os dejo una máxima de una de ellas.


                                                                                                                                                            ELENA LARRUY




La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que rinde honores al sirviente y ha olvidado el regalo.
Albert Eitein





"CONFÍA EN LO QUE SIENTES MÁS QUE EN LO QUE PIENSAS"



               MIS AFORISMOS SOBRE LA INTUICIÓN


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...