miércoles, 1 de junio de 2016

TU ABRAZO

                   
Autor-Safec Zec


Si tuviera una casa con porche y un jardín,
si fuera mayo,
si tu fueras la flor que siempre has sido, y yo tu jardinera
adoptaría un perro de ojos azabache: atentos
un perro de orejas grandes
que supiera guardar secretos,
que le gustara el banjo y la música country,
sentarse en la escalera del porche
para mirar el encendido de luces del cielo:
anocheciendo la tarde;

contigo en mi regazo,
y en el tuyo, el morro del perro.

Cuando yo era primavera y tu flor de pitimini
salíamos al jardín en la noche,
ya entonces me pedías un perro. . .

Fuiste creciendo como cauce de rio
que ensancha y riega cultivos viejos.

Muchos nombres te llamamos:
estrella,
princesa,
gorrión,
bombón,
compota de frambuesa,
presa, de este corazón gastado de tanto uso:
el que ahora se acelera y frena sin causa ni secuencia.

Todos los nombres te merecieron:
hasta el de trucha,
        ¡nos mira sorprendido el perro!
Le contaríamos tus correrías por mi cuerpo
hasta alcanzar la mejilla para darme un beso
y en su lugar, dejabas un furtivo lengüetazo
-nuestro beso trucho- ¿te acuerdas?
Brincabas huyendo como un ladronzuelo,
entre carcajadas y prisas
y yo tras de ti me arrancaba tensa como flecha 
para vengar el húmedo beso.

Ahora que te crecen las alas,
y que sólo te encaramas a mi cuello
para abrigarlo con tu abrazo.
Siento que no importa el mes
ni el día
ni la estación del año,
ni que otras fronteras te habiten
ni que te cobije otro techo
ni siquiera que otras manos acaricien tu pelo negro;
Aunque nos duela no estar en primera fila de tu vida,
cuando el avión aterriza
y salimos a tu encuentro,
nos decimos para adentro:
       ¡ya está aquí la primavera!

Tus ganas de vernos,
de contarnos
de medirte cuerpo a cuerpo en cada reencuentro
de tu beso a mi beso:
ni tu casi te aupas, ni yo apenas me agacho. 
Tu contagiosa alegría floreciendo todo el año.
Ese  abrazo tuyo que se enrosca a mi cuello
cómo verde enredadera.
No hay flor que luzca tanto, ni brazos para mi cuello
que me gusten más que tus abrazos.

¡Debieron llamarte Mayo!


Elena Larruy

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...