martes, 30 de junio de 2015

SE ACABÓ!

Hope Gangloff



A determina altura de existencia "las exigencias de guión" de este gran circo que es la vida, para algunos dejan de serlo. Ya no necesitamos ciertas máscaras, ni cirugias reparadoras. Quizás por que hemos aprendido a querernos más o ¿quizás no?, porqué si así fuera no necesitaríamos la paciencia. O talvéz sí que la ejercitaríamos, por lealtad a los más próximos. "Me place la duda tanto como el texto".            
Elena Larruy



La autoria del relato se le atribuye erroneamente a declaraciones de la gran Maryl Streep pero en realidad pertenecen al escritor portugués Jose Micard Teixeira


Ya no tengo paciencia para algunas cosas, no porque me haya vuelto arrogante, sino simplemente porqué llegué a un punto de mi vida en que no me apetece perder más tiempo con aquello que me desagrada o hiere.
No tengo paciencia para el cinismo, envidias, críticas en exceso y exigencias de cualquier naturaleza. 
Perdí la voluntad de agradar a quién no agrado, de amar a quién no me ama y de sonreír a quién no quiere sonreírme. 
Ya no dedico un minuto de mi tiempo a quién miente o quiere manipular a mí misma u a otras personas. 
Decidí no convivir más con la pretensión, hipocresía, lo superficial, la deshonestidad y elogios baratos.
No consigo tolerar la erudición selectiva y la altivez académica. No me ajusto más con la barriada o el chusmerío.
No soporto conflictos y comparaciones.
Creo en un mundo de opuestos y por eso evito personas de carácter rígido e inflexible.
En la amistad me desagrada la falta de lealtad y la traición.
No me llevo nada bien con quién no sabe elogiar o incentivar a las personas.

Las exageraciones me aburren y tengo dificultad en aceptar a quien no gusta de los animales.

Y encima de todo ya no tengo paciencia ninguna para quién no merece mi paciencia.
Jose Micard Texeira



Si compartis esta entrada, por que os gusta, estais ayudando a que este blog esté más presente en las busquedas y pueda ser más leido. Gracias!

lunes, 29 de junio de 2015

LO QUE SE MIRA SIN VER

Cuando el pensamiento se mece entre el discurso y la ensoñación nuestra mirada recorre espacios sir ver. En esos espacios por los que tu obra transita, invadidos de color, emanan formas donde anclar la mirada y descubrir lo exacto. Pero también, si el observador lo prefiere, y se deja llevar de  la primera mirada,  quizás sea atrapado por la vitalidad y el gozo que  tu pintura transmite. 

                                                                              Te esperamos  2012                                                      Aurelio Huguet                                                                                                     

domingo, 28 de junio de 2015

UN HOMBRE BUENO

Ama y vive en la verdad, podrás jactarte y gozar de todo lo que te rodea.

Quiérete y vive en libertad sin importarte lo que los otros opinen de ti.

El desprecio solo es miserable cuando tú también eres un miserable.

Si no te gusta lo que lees en los otros ocúpate de tu propia lectura interior: introdúcete para reconocerte y amarte.


Frases seleccionadas del libro EL AMANTE PASAJERO DE J.Luis Sampedro

Hace un par de años fallecía José Luis Sampedro a la edad de 96 años. Era el año 2013. Creo haber escuchado de su boca que fue a los 75  cuando  alcanzó su máxima lucidez artística literaria. También fue y trabajó de  economista, profesor universitario, miembro de la RAE y banquero.  Pero ante todo fue un hombre de pensamiento humanista,  justo y sabio, con gran capacidad de elocuencia. Denunciaba públicamente la injusticia y las tropelías (palabra que utilizaba a menudo)  los abusos de los gobernantes y muchas veces su falta de formación. Fue un importante referente del movimiento de los indignados, nada ni nadie le calló la boca. Pese a todo nunca fue hiriente. También era un ser fraternal que transmitía ternura y lucidez, aunque se manifestaba torpe en su expresión de los sentimientos, todo en el rezumaba bondad. Cuando lo veía asomarse por cualquier medio mi cara se iluminaba y siempre me acomodaba gozosa dejando que sus palabras se alojaran en mí. Gracias José Luis por hacernos la vida un poquito más esperanzadora y agradable,  por ser un ejemplo de vida honrada y coherente, por tus maravillosos libros, y por tu contribución a mejorar el mundo. Tú siempre repetías que cada uno de nosotros teníamos el deber de mejorarlo, y ¡tú lo hiciste!


















Si compartis esta entrada, por que os gusta, estais ayudando a que este blog esté más presente en las busquedas y pueda ser más leido. Gracias!

sábado, 27 de junio de 2015

SOLO CREO EN AQUELLO QUE ME EMOCIONA

                                                    "SOLO CREO EN AQUELLO QUE ME EMOCIONA"

                                                                                  Eolo  2013                       Aurelio Huguet                                                
  
"Para gozar de la pintura no es primordial entender de pintura; la pintura y el buen arte se siente, se ama, toca nuestra fibra interior, se escucha como se escucha la buena música y según la sensibilidad de cada persona se aprecia y se disfruta de manera diferente, pero nadie debe hacer “literatura”, hacer que nos guste mediante la palabra aquello que no nos llega a nuestro corazón a través de la vista." 
                                                                                                       Guillermo Marti Ceballos


                                                                           
                                


Si compartis esta entrada, por que os gusta, estais ayudando a que este blog esté más presente en las busquedas y pueda ser más leido. Gracias!


SOY UNA CIUDAD BOMBARDEADA

No soy una mujer sensible,
de aquellas que conversan en voz baja,
mientras se masturban el alma

Pierre August Renoir                      Reclining Nude (c.1892)
No sé hacer
mermelada de manzana,
ni mentir con caída de párpados,
ni sé envolver con celofán azul
de palabras
a aquel hombre
para regalármelo
y dormir en su espalda.

Tampoco soy una mujer dulce,
que con la miel de su voz,
a su víctima atrapa.

Soy
un lago de escombros
que escombros deja allá por donde pasa
Soy
una ciudad bombardeada.                                                          
Leticia Vera




Si compartis esta entrada, por que os gusta, estais ayudando a que este blog esté más presente en las busquedas y pueda ser más leido. Gracias!



jueves, 25 de junio de 2015

MADRES OLVIDADAS

Este pasaje es un elogio fúnebre de la figura de la madre, del libro UN ALTAR PARA LA MADRE de Ferdinando Camon

Lo he seleccionado por parecerme hermoso y acertado y también porque pudiera  estar escrito para la mía, y para tantas otras que sin ser campesinas, fueron y son ejemplos de  bondad: así era mi madre.

Madres anónimas, madres olvidadas. Madres que echamos de menos. Madres que merecen ser rescatadas del olvido.  



“Una  persona buena, por más que sea miserable, analfabeta, malhablada, vaya mal vestida y descalza, sea casi anónima, alguien a quien nadie fotografió, escuchó, ni agradeció nada, puede merecer la inmortalidad más que caudillos, banqueros, políticos, aventureros.
No es la fuerza lo que salva a la humanidad, sino esa particular forma de amor que se llama “bondad”. No me cabe ninguna duda de que el personaje que describo aquí se haya salvado, merezca el recuerdo y esté en la gloria.
No sé cuantos personajes de la gran historia  oficial, los plutócratas, los superganadores, los amos del mundo, se han salvado y merecen el recuerdo. Quizás ninguno”




Si compartis esta entrada, por que os gusta, estais ayudando a que este blog esté más presente en las busquedas y pueda ser más leido. Gracias!



domingo, 21 de junio de 2015

ME SIENTO PEQUEÑO

                    Si las situaciones de la vida te hacen pequeño es porque es tiempo
                                                                    de crecer

jueves, 18 de junio de 2015

El AMOR PUEDE SER CONSTRUIDO

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   

                           El amor puede ser construido
                     y no simplemente descubierto


miércoles, 17 de junio de 2015

MARAVILLARSE


Para los que os guste abrir botellas de náufragos desde vuestra propia isla y maravillaros con el hallazgo, que sepáis que hay un “tesoro por descubrir” que se deja encontrar, tiene nombre y apellidos  Jesús Mora lopez-Almodovar.
 Andaba perdida buscando imágenes que ilustraran un pensamiento robado y lo encontré,  a él:
Me he permitido coger una flor de su preciado jardín que ahí dejo y que el titula: LO PERSONAL ES POLITICO  para los que os gusten los pensamientos filosóficos sobre lo político y lo personal. A él como a mí nos gusta la “espeleología”  (léase lo que se quiera)  Jesús  piensa como yo que de  tanto vivir consigo  mismo se ha cogido  cariño.
Respeto, admiración, compasión y unas grandes ganas de abrazarle es lo que yo siento. Gracias Jesús, un placer conocerte.


  
“Lo personal es político”, así decía un lema que popularizó el movimiento feminista de finales de los años sesenta del siglo pasado. Estas palabras pretendían poner de manifiesto por un lado una crítica al sistema político estructurado en torno al patriarcado dominante en la sociedad, y por otro resaltar el mundo de lo femenino y la mirada que este aporta a esa sociedad. No se trata sólo de que el varón ocupe los puestos principales de la pirámide política sino también que en base a ello primero se condenó a la mujer al ámbito doméstico y segundo se etiquetó como práctica política el mundo de lo público como antagónico al de lo privado y lo personal. Era una consigna para defender los grupos de autoconciencia de mujeres y que pretendía no sólo cuestionar la presencia o no de la mujer sino también los modos de hacer política.

Hay una cisura entre el mundo público y el privado, este segundo dedicado a la satisfacción de las tareas domésticas más banales, anónimas y meramente animales (el hogar, la mujer) y a las labores del oficio destinadas a alcanzar el sustento vital y, algo más allá, a desarrollar la avaricia. Frente a lo anterior está la esfera pública que se adorna con los colores inversos: libertad, excelencia heroica, distinción individual, elevada política, gloria pública, inmortalidad en el recuerdo (Javier Goma, Ejemplaridad pública) y ocupada preferentemente por el varón, de tal manera que la mujer que accede a ella ha de asumir, en buena manera, este planteamiento y distanciarse del ámbito privado. Esta fractura indica también dos formas de entender el concepto “política”, una, el más usual, el referido al mundo político, partidista, el de la llamada clase política; la otra referida a la construcción de la polis, de la comunidad formada por ciudadanos libres y la resolución de los problemas que plantea la convivencia colectiva. En esta segunda no hay clase política como tal, no hay planteamiento aristocrático sino democrático.

La primera, la predominante supone una externalización (traspaso a otras manos, utilizando un término económico) de la responsabilidad política, del cambio social. Hablamos sobre política (a lo sumo) pero no hacemos política. Estamos en una sociedad postmoderna, postideológica, en la que el discurso político no tiene nada que ver con el ámbito privado, personal. En discursos políticos opuestos se dan comportamientos similares en el ámbito laboral, familiar y social. ¿Qué papel se adopta ante la pobreza y la marginación, ante el sufrimiento ajeno, ante el machismo, ante el servicio público, ante los comportamientos cívicos, ante el tejido asociativo, ante el dinero? La respuesta real, la praxis, es similar. Podemos decir que es un planteamiento acomodaticio. Se exhibe como medalla el discurso político, la afiliación y la sintonía con una organización determinada, sin interrogarse por las exigencias personales que ese discurso debiera llevar. Lo político (partidista) no tiene que ver con lo personal. Hablar de política y no hacerlo de “lo personal” puede hacerse pasar por centrarse en lo importante pero pudiera ser que lo que se pretende realmente es eludir lo fundamental, aquello que nos conmueve y que nos puede desestabilizar.

¿La historia funciona así? Los cambios sociales fundamentales siempre se han dado primero en el terreno de lo social, cambios actitudinales, en las relaciones, en el pensamiento. Los cambios en las medidas políticas siempre se han producido con posterioridad a estas: la esclavitud no se erradica hasta que la sociedad no estuvo preparada para ello; del mismo modo que el papel de la mujer no fue dando pasos legales hasta que la sociedad no fue movida y removida por ellas, el sometimiento femenino no se sostenía ya ideológicamente; Los derechos de los homosexuales y la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo no hubiera sido posible en la sociedad extremadamente homófoba de hace décadas; de igual modo que las repúblicas, democracias y declaraciones de derechos no hubieran sido posibles sin el desmoronamiento de la institución monárquica, el crecimiento de otras clases sociales y el cambio de pensamiento y expectativas de estas clases; es el tema de la laicidad en sociedades que previamente se han ido alejando de la visión religiosa y de las instituciones de ese signo y es el advenimiento de la democracia en España, no es dádiva de nombres propios sino porque la sociedad de aquel tiempo no hubiera soportado plácidamente la continuación de una dictadura. Las decisiones políticas no se dan por anticipado a los cambios sociales, son los cambios sociales, a veces difícilmente perceptibles, los que fuerzan las decisiones políticas. Las fuerzas políticas mayoritarias no defienden los intereses de la minoría, los gobiernos nunca actuarán en contra de los intereses de la mayoría. Entendiendo interés como conveniencia que subjetivamente entiende esa mayoría, no como la que interpreta para ella una minoría.

Y viceversa, la actitud generalizada ante la emigración, ante la pobreza, la búsqueda de chivos expiatorios a los que culpabilizar de las penurias y las crisis, genera planteamientos populistas que asumen en mayor o menor grado las fuerzas políticas. Las mayores barbaridades no quedan reducidas a nombres propios sino que se extienden entre vecinos con los que se ha convivido, entre ciudadanos de un mismo país, entre seres humanos cuya única diferencia insalvable es el color de su piel, la pertenencia a otra etnia o a otro país.


Construimos la sociedad desde el compromiso personal, no solo desde las estructuras políticas. La política no es solo responsabilidad de una aristocracia, lo es de todos y en todos los ámbitos. Todo lo personal es político (como construcción de la polis). La sociedad se genera a partir de una red de socialización en la que el buen ejemplo genera testimonio, interroga, interpela, cuestiona y el malo justifica, acomoda, tiende a ser imitado. ¿Cómo se da el cambio en la forma de ver la vida? A partir de los cambios que de ello se van dando y se van contagiando. No es el discurso el que cambia, es la persona la que contagia. En esta sociedad desideologizada la palabra va perdiendo sentido y crédito, es el comportamiento el que no miente.

La manera en como yo desempeño mi labor profesional es política. Aquella en como me enfrento a los cambios legislativos es política. La forma en como actúo en la familia y los papeles que adopto (padre, esposo) es política. La manera en como gestiono mi economía también lo es. El tipo de lazos que establezco en mis redes sociales es política. La conversión ometanoia es política. Todo yo soy un agente político, de cambio social.

Si se me pregunta no sin cierta ironía si hemos de hacer examen de conciencia para ello yo responderé que sí. El examen de conciencia (utilizando ahora un término de origen religioso) forma parte del análisis político. En una sociedad desideologizada uno actúa ideológicamente sin ser consciente de la ideología bajo la cual actúa. Uno, en cualquier lugar, marca la diferencia, tiene la capacidad de intervenir de una manera propia que no tiene por qué ser idéntica a la de otro y tiene la responsabilidad y el derecho de ser consciente de las razones en base a las cuales actúa. ¿Cuál es la diferencia que hemos de marcar nosotros? Cuál está siendo nuestro actuar, nuestro aporte y cuál es el que queremos que sea. ¿Cuáles son las herramientas con las que podemos intervenir? Son las clásicas pero también las que hemos ido reduciendo al terreno estrictamente privado. ¿Es la ternura un arma política? ¿La misericordia, la caridad, la empatía, la solidaridad, la humildad, el respeto a la verdad, la autocrítica…? Sí, las grandes virtudes que hemos ido reduciendo a la mínima expresión o enterrándolas achacándoles una carga que las hacía contraproducentes en vez de limpiarlas del orín que podía haberse acumulado sobre ellas.

La política no es sólo un problema de gestión (tecnocracia), también tiene un componente educativo, una paideia, una pedagogía. La actitud de los políticos, para bien o para mal, deja más huella que sus palabras. Existe la responsabilidad de transmitir un mensaje ético-político. ¿Pero hay la intención de construir desde las fuerzas políticas un ethos y una moral públicas? ¿Creemos que es también responsabilidad de todos y cada uno de nosotros? La ética y la moral no es responsabilidad, patrimonio único de la iglesia. Rescatarla de este secuestro es necesario, es responsabilidad de las instituciones que pretenden transformar la sociedad. La sociedad se transforma, en primer lugar desde el cambio de mentalidad, sólo desde ahí la propia sociedad aceptará el cambio normativo y es en ese cambio en el que intervenimos todos, para corroborar el pensamiento dominante o para transformarlo, para subrayar la forma de vivir o para construir una nueva desde los aspectos más mínimos.




Si compartis esta entrada, por que os gusta, estais ayudando a que este blog esté más presente en las busquedas y pueda ser más leido. Gracias!




martes, 16 de junio de 2015

EL PODER REPARADOR DE LAS LAGRIMAS




                                        Textos seleccionados del cuento La mujer Esqueleto
                                        del  libro  Mujeres  que  corren  con  los  lobos  de
                                        Clarissa Pinkola.

lunes, 15 de junio de 2015

CASI NADA ES LO QUE PARECE

                                                LA SALUD ES POSIBLE

El MMS es clorito sódico diluido en agua al 28%, que al mezclarse con un ácido se transforma en Dióxido de Cloro. Tiene un alto poder desinfectante, eliminando todos los patógenos anaeróbicos que viven en terreno ácido. Toda la información que os puede interesar al respecto la podéis encontrar aquí:

Asociación Pro-Legalización del Clorito de Sodio 
http://www.andreaskalcker.com/es/
https://joseppamies.wordpress.com/

domingo, 14 de junio de 2015

YA NO INVITO A CAFÉ A MI TÍA


Cuando nos parece que todo está vivido y el corazón se encoje y la fiebre de la tristeza nos consume, solo la alegría nos salva. Así que sonriamos aun cuando parezca que nadie nos mira.


Vivo en el centro de una pequeña ciudad de quince mil habitantes. En un extremo de la misma está el cementerio y en el otro una tía carnal, que se quiere morir.

Ayer entre sollozos y achaques me lo repetía por teléfono. Yo le decía que cuando decidiera irse, como mi casa quedaba al paso, que subiera a tomar café y ya lo discutiríamos.

Bajo mi techo vive mi querido padre, o sea su hermano,  también mayor, del dieciocho. Padece  alzheimer desde hace ocho, en un proceso lento y degenerativo. Cuando la muerte le festeja, como ahora que está hospitalizado por una infección respiratoria, de la que  piensa salirse, nos dice a todos: ¡el que tenga prisa que pase delante!  Y con ese talante y por delante  ha enterrado a casi todos los amigos y conocidos  de su generación.

También está mi madre, a la que le tengo prohibido morirse. Unos días quiere irse -creo que está confundida y no sabe muy bien a donde- y otros no, deja que un abrazo la persuada de su idea y otras una regañina cariñosa.

Yo soy  la hija, la sobrina: la que media, la que cuida,  la que cultiva la belleza en el jardín de sus vidas, la que regala emociones, la que les habla del sentido eterno de la vida. La que los mantiene firmes cuando se doblan.

También soy madre y esposa. Tengo los años de la mujer  invisible. La edad  de pasar inadvertida a los ojos ajenos, ¡claro que los ajenos me importan en la misma medida!  No por eso lloro lo que fue y se  acabó, sonrío porque sucedió. Ahora que ya no soy tan fresca y distraída tengo un sentido más frondoso de la belleza y de la vida.

 Conservo casi intacto el sentimiento efervescente de la juventud, porque soy y seré eternamente joven.

 Cada instante que mi consciencia despierta y aprende, me siento revitalizar. Y ahora entiendo también que no necesito que  nadie me complete: soy una naranja “entera”.  De la misma manera,  se con absoluta  certeza, que el alma no se sostiene sin el abrazo y el aprecio de los nuestros.
 Cuanto más amo la vida, más me ama la vida a mí:
Por eso no permito que la tristeza y la desesperanza me arrastren.
Por eso yo no visito a mi tía.
Por eso ya no la invito a café.

Detrás de cada final siempre, siempre hay  un  principio para seguir aprendiendo y gozando . . .  y para tomar té!!! 
elena larruy



HOJALDRE DE JAMÓN Y VERDURAS


La combinación de estos cuatro alimentos me ha parecido extraordinaria, por su gusto al paladar y también por su sencillez. Así que ahí va mi experiencia


                                               
                 Ingredientes y Preparación


Cortar 1 puerro en discos y 1 manzana a dados pequeños, rehogarlo todo en 2 cucharadas de aceite  durante 5 minutos. Sazonar con sal y pimienta blanca
Extender una  masa de hojaldre rectangular, pincharla  y cubrirla con las lonchas de jamón, 100 gr. aprox.
Repartir por encima las verduras rehogadas  enrollando  la masa sobre sí misma y sellarla.
Pintarla con huevo batido o leche  y cocerla en el horno, previamente calentado a 200 º  durante 25 minutos  o hasta que el hojaldre esté bien dorado



viernes, 12 de junio de 2015

CREMA FRIA DE PUERROS Y PERA



Esta Crema de verano resulta ideal para un entrante frio. Sorprende su rico sabor original y afrutado y es de sencilla elaboración. Su color blanco quizás no la hace muy apetecible a la vista, pero os puede sorprender. Probadla, creo que os gustará.

Cortar en rodajas finas un puerro de unos 200 gr., con una cebolla de 100 gr. y ponerlo a sofreír en 50 gr. de mantequilla, a fuego lento y  por un tiempo aproximado de  7 minutos. Añadir 150 gr. de patata cortada en finas láminas, mantener en el fuego 3 minutos.
Incorporar el caldo vegetal, unos 600 gr. y hervir a fuego moderado durante 10 minutos.
A continuación ya se pueden añadir las 4 peras, un pellizco de sal y otro de pimienta blanca molida. Dejar que hierva  otros 10 minutos.
Apagar el fuego y verter 100 gr. de nata. Triturar con batidora hasta obtener una consistencia cremosa.
Decorad con trocitos de jamón pasado por la sartén o cualquier alimento que le dé contraste visual y aromático.

                                                                                                                                       IDEAS ÚTILES
Para los que utilicéis  thermomíx podéis encontrar la receta en internet.  Yo he utilizado peras conferencia, también pueden ser de la variedad blanquilla, a ser posible que no estén verdes, el peso aproximado de fruta está en los 500 gr. Se puede  servir caliente si  es invierno, está igualmente rica, sobre todo si os gustan las cremas. Yo en esta ocasión la he terminado con cúrcuma fresca rallada (tiene muchas cualidades nutritivas)  y una ramita de perejil.


CORREGIR LOS INSTINTOS DEL CORAZÓN


El entusiasmo no carece de peligros y, abandonado a sus propios recursos, puede conducirnos a la temeridad. Cuando la pasión se desboca, sentimos deseo, una fuerza muy poco relajada. Cuando el deseo empieza a abrumarnos, se pierde la sensación de auténtica pasión.  Para volver a nuestro cauce, podemos aplicar el freno de la razón: el uso de la inteligencia para corregir los instintos del corazón. También podríamos tener en cuenta la moderación. Aristóteles tenía fe ciega en el << punto medio>>, es decir, en no apartarse del camino del centro. La pasión, entendida, como dar en lugar de consumir, es una virtud, no un instinto. Concíbela como un rio encauzado a orillas de una ciudad. Fluye libremente, pero en lugar de echar a perder la agraciada obra maestra urbana, la mejora.

miércoles, 10 de junio de 2015

LA DIVINIDAD EN EL ARTE

LA DIVINIDAD EN EL ARTE

No se puede buscar a Dios desde la interpretación intelectual: ahí no habita, o si lo hace solo está de paso. Vive entre líneas y espacios ocultos a la lógica de un razonamiento.

La divinidad existe en todo proceso creativo,  y se percibe desde un estado de silencio y armonía con una una mente aquietada, conectada a una red pacífica y amorosa. Desde ese escenario se   puede sentir la atmósfera y pulsión con lo divino.

Cuando me recojo en mi escritura  como hago ahora, la estoy sintiendo. Antes he dejado fuera mis preocupaciones. Me siento fresca y  ligera, como una mañana temprana de Mayo. Mi corazón aquietado, es como el lecho del río, que se deja acariciar; como su vereda, por donde fluyen mansos los pensamientos. Nada me detiene ni  sujeta. Si no lo impido, con el forcejeo de mis pensamientos, permito que todo suceda  de manera natural. Estoy en presencia de lo divino. Y desde ese estado de gozo y serenidad acontece la experiencia inconfundible, genuina, auténtica.

Yo puedo percibir a Dios contemplando un cuadro de Modigliani, en un insignificante gesto de cariño, mirando la luna llena de de San Juan,  acariciando la melena de  mi nieta -son su cabeza apoyada en mi regazo-  mientras miramos juntas una película. Lo puedo sentir abstraída en un bosque de hayas, bañada de los amarillos y rojos de otoño, o entre los rayos de sol que se cuelan por los entrehilos de la cortina colgada en la habitación en la que me encuentro, donde cuelgo la mirada que nada ve.
Aurelio Huguet

Cuando no  juzgo y  logro frenar el torrente de pensamientos que me invaden, también puedo  oírlo. ¿Y quién es él? nos preguntamos a menudo. Me temo que más  que menos veces  Dios es una creencia heredada: no cuestionada, sujeta a dictados, ritos y conductas perfectamente  orquestadas. Para cada uno de nosotros  es algo diferente; cada cual lo interpreta y viste con el hábito que más se le  parece, por cultura y formación; se  le pone alas, cetros, coronas, intenciones, palabras robadas, credos, dogmas (…)  Este no es mi Dios.

Mi Dios se expresa cuando vibro en un sentimiento de perfección y amor, cuando no temo, cuando me reconozco en los otros, cuando llevo dibujada en mi cara una sonrisa limpia, cuando "siento la pureza" -sin interpretaciones-, cuando no necesito defender ni justificar  mi verdad, cuando para quererme me sobran los intermediarios, cuando yo misma soy el prójimo.

Desde ese sentimiento de perfección que describo,  construyo y creo. Y  sucede que cuando  coloreo el lienzo, anoto en la partitura, o dibujo la estructura de un boceto  que busca el equilibrio, estoy impregnando de belleza y sensibilidad la obra creativa, la que más tarde compartiré con los otros para ser sentida, observada y disfrutada.

Es en ese proceso de alumbramiento creativo “musical” donde la letra: la mente organizada, con la música: el espíritu intuitivo, se confabulan para dar lo mejor de sí, la esencia de lo divino.

El arte en todas sus facetas nos  ayuda a entendernos y acercarnos a los otros -la comunión-. En cualquier manifestación de arte hay belleza, la veamos o no. El arte y la creación  se construyen de la mano de Dios. Su paraíso siempre está a nuestro alcance.
                                                                                                                                            Elena Larruy

martes, 9 de junio de 2015

BACALAO CONFITADO

 TIMBAL DE BACALAO CONFITADO CON BERENGENAS


                                                                          Timbal de Bacalao
I N G R E D I E N T E S

400 GR. BACALAO

½ LITRO ACEITE

400 GR.PATATAS

2 BERENJENAS

1 CEBOLLA (200 GR.)

½ litro ACEITE

12 PIMIENTOS DE PIQUILLO

200 ML. CREMA DE LECHE

6 DIENTES DE AJO, SAL Y ROMERO






                                                                                                          P R E P A R A C I Ó N
                                                                                                
Asar las berenjenas. Sacar la piel y eliminar el exceso del agua. Aromatizar el aceite con los ajos y el romero, a fuego muy suave. Confitar la patata y la cebolla en ese aceite, salpimentar y reservar en papel absorbente. Confitar el bacalao, un par de minutos, a de quedar más bien crudo, reservar en papel absorbente, dejar enfriar,  desespinar  y desmigar en pequeñas láminas.
Para la salsa pondremos en una sartén  30 cl. del aceite aromatizado, echaremos los pimientos con los ajos, lo dejaremos rehogar un par de minutos e incorporaremos la crema de leche, dejando que se reduzca y pasándola por el túrmix.
Montaremos los timbales en capas  por este orden, patatas, bacalao y berenjenas.
Finalmente dibujaremos en la base del plato unas líneas con la crema de los pimientos y presentaremos encima el timbal ya desmoldado con su toque de color.




lunes, 8 de junio de 2015

PERDIDAS Y GANANCIAS



YO SIEMPRE ANDO POR EL CAMINO DE LA AMBIGUEDAD, PORQUE SIENTO 
   LA CONTÍNUA TRANSFORMACIÓN:  SOMOS  CAMBIO,  SOMOS  PROCESO

Buscando el tono

Tramas y personajes observan aquí y allá con una nueva mascara. Lo hacen porque no se agotaron en mí, aún los estoy narrando.
No es un libro de ensayos, porque el tono solemne y la fundamentación teórica que el término requiere no me van. Tampoco son enseñanzas, no las puedo ofrecer.
Como en muchos campos de actividad, surgen nuevos modos de trabajar o crear que necesitan nuevos nombres. Que cada uno le dé a esta narración el nombre que quiera. Para mí significan esas palabras que digo al oído del lector, que tanto me gustan y que musito en novelas o poemas: una llamada para que se ponga a pensar conmigo.
Lo que escribo nace de mi propia maduración, un trayecto con altibajos, puntos luminosos y zonas de sombra. En ese transcurso entendí que la vida no teje solamente una tela de pérdidas, sino que nos proporciona una sucesión de ganancias. El equilibrio de la balanza depende en gran medida de lo que sepamos o queramos ver.
Buscar el tono justo: el de nuestro lenguaje, el de nuestro arte -y eso vale para cualquier persona- el tono de nuestra vida. ¿En qué tono la queremos vivir? En semitonos melancólicos, en tonos más claros, con prisa y superficialidad, o alternando alegría y placer con momentos profundos y reflexivos. Corriendo sólo por la superficie o, de vez en cuando, sumergiéndonos en aguas profundas. Distraídos por el ruido de alrededor u oyendo voces en las pausas y en los silencios: nuestra voz, la del otro.
¿Nuestro tono será de sospecha y desconfianza o serán balcones que se abren al paisaje más allá de cualquier límite? En parte depende de nosotros.
En el instrumento de nuestra orquestación somos -junto con fatalidades, genética y azar- los afinadores y los artistas. Somos, ante todo, constructores de nuestro instrumento. Lo que vuelve a la lucha más difícil, pero mucho más instigadora.
Aunque sea un discurso íntimo, éste puede parecer en ciertos momentos un libro cruel: digo que somos importantes, y buenos, y capaces, pero también digo que somos muchas veces frívolos, que somos mediocres demasiadas veces. Digo que podríamos ser mucho más felices de lo que en general nos permitimos ser, pero tenemos miedo del precio que quizás haya que pagar. Somos cobardes.
Pero ha de ser un libro esperanzado: soy de los que creen que la felicidad es posible, que el amor es posible, que no existen sólo desencuentro y traición, sino ternura, amistad, compasión, ética y delicadeza.
Pienso que en el curso de nuestra existencia necesitamos aprender esa materia desacreditada que se llama “ser feliz”. (Veo cejas que se alzan irónicamente ante mi romántica afirmación).
Cada uno en su camino y con sus singularidades. En el arte, como en las relaciones humanas, que abarcan los diversos lazos amorosos, nadamos contra corriente. Intentamos lo imposible: la fusión total no existe, es inalcanzable compartirlo todo. Lo esencial no puede compartirse: es descubrimiento y susto, gloria o condenación de cada uno, solitariamente.
Pero en un diálogo o en un silencio, en una mirada en un gesto de amor como en una obra de arte, puede abrirse una rendija. Observarán juntos el artista y su espectador o su lector, como dos amantes.
Y así, hiriéndonos rodillas  manos, vamos andando.
Por eso escribo y escribiré: para instigar a mi lector imaginario - ¿sustituto de los amigos imaginarios de la infancia?- a buscar en sí mismo y a compartir conmigo muchas inquietudes sobre lo que estamos haciendo con el tiempo que se nos da.  
Pues vivir debería ser – hasta el último pensamiento y la postrera mirada- transformarse.
Lo que estoy escribiendo no son meros devaneos. Soy una mujer de mi tiempo, y quiero dar testimonio de él como mejor puedo: soltando mis fantasías o escribiendo sobre el dolor y la perplejidad, la contradicción y la grandeza; sobre la enfermedad y la muerte. Lamentando la palabra en el momento no oportuno y el silencio en el momento en el que habría sido mejor hablar.
Escribo continuamente sobre la posibilidad de que seamos responsables e inocentes en relación con lo que nos ocurre.
Somos autores de buena parte de nuestras elecciones y omisiones, de la audacia o la conciliación, de nuestra esperanza y fraternidad o de nuestra desconfianza. Sobre todo debemos resolver cómo empleamos y saboreamos nuestro tiempo, que es siempre, al fin y al cabo, nuestro tiempo presente.
Pero somos víctimas inocentes de las fatalidades y de los azares brutales que nos roban amores, personas, salud, empleo, seguridad, ideales.
De modo que mi perspectiva del ser humano, de mí misma, es contradictoria, porque somos contradictorios y en ello reside el estímulo.
Somos transición, somos proceso. Y eso nos perturba.
El flujo de los días, los años, las décadas, sirve para crecer y acumular, no sólo para perder y limitar. Con esa perspectiva nos volveremos señores, no siervos. Personas, no pequeños animales aturdidos que corren sin saber a ciencia cierta por qué.
Si mi lector y yo coincidimos en nuestro tono recíproco, este monólogo inicial será un diálogo, aunque jamás llegue yo a contemplar el rostro del otro que, al fin y al cabo, se convierte en parte de mí.
Entonces mi arte habrá cumplido algún objetivo.

 LYA LUFT

LAS MENTES CERRADAS


 

EL PROBLEMA DE LAS MENTES CERRADAS ES QUE SIEMPRE TIENEN LA BOCA ABIERTA . . .


martes, 2 de junio de 2015

NADA









YO NO HAGO NADA. NO PIENSO NUNCA QUE
 SOY YO QUIEN HA DE VELAR PARA QUE LAS CEREZAS  TENGAN  RABO.  ESTOY  AHÍ, MARAVILLÁNDOME  DE  LO  QUE  LA  
               NATURALEZA ES CAPAZ                          
 Carl Gustav Jung
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...