martes, 12 de mayo de 2015

PASTEL DE ZANAHORIA

Pastel de Zanahoria

INGREDIENTES Y PREPARACIÓN

                                                          Perfumo la harina  (250 gr.) mezclando en ella la piel de una naranja rallada, la canela (2 cp), nuez moscada (1/2cp), levadura (3 cp) y un pellizco de sal.
Bato los huevos (4) con el azúcar (200 gr.) e incorpora por este orden: aceite (125 gr.), zanahorias (400 gr.),  harina (250 gr.) y nueces (30 gr.).
Precaliento el horno a máxima temperatura. Introduzco la masa en su recipiente y bajo la temperatura a 170º.
50´ después apago el horno y lo dejo enfriar 5´ hasta sacarlo.
Cuando el bizcocho se ha enfriado por  completo lo recubro con la cobertura de chocolate blanco, que ya tengo preparada y que he conseguido así:
Mezclando con las varillas el queso Phladelphia  Light (200 gr.) con el chocolate blanco (75 gr.) derretido y el zumo de media naranja. Lo he batido hasta obtener una consistencia cremosa.
Finalmente cubro el bizcocho con esta crema. Sobre ella y a modo de presentación no acostumbro a poner casi nada, salvo un pequeño toque de color (menta, ralladura de naranja, hilos de chocolate negro)



DETALLES

Cuando preparo este delicioso pastel, dispongo todos los ingredientes ya pesados, me facilita trabajar la receta de forma continuada y segura. 

Conecto el horno. Engraso y enharino el molde desmoldable (queda más sujeta la cobertura y también se conserva y transporta mejor).

A menudo utilizo la Thermomix, pero también lo hago de manera manual (aconsejo utilizar varillas, las masas ligan mejor, y mas rápidas).

La piel de la naranja (bien limpia), ha de estar rallada  muy fina sin nada de parte blanca.

Vigilo bastante que el bizcocho no se dore en exceso. Cuando esto sucede lo cubro con papel de aluminio.
Se ha de procurar una temperatura que no exceda de los 180º, el bizcocho ha de subir poco a poco de manera regular y uniforme.

El pastel está muy rico si se prepara el día anterior.

La lengua de gato facilita mucho los trabajos en repostería,  recoge y limpian eficazmente las paredes de las superficies de trabajo.

“Otra lengua muy eficiente, la que más,  es la lengua de una gatita llamada Mía, que limpia de manera impecable todos y cada uno de los cacharros que yo voy ensuciando. Ella es mi ayudanta; dispuesta, resuelta y amorosa nieta, que hace que estos pasteles sean ¡tan deliciosos!”                                                                                                                                                               

































Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...